Dia Mundial del Retrete: El saneamiento sostenible y el cambio climático

Cada 19 de noviembre se celebra el Día Mundial del Retrete para crear conciencia sobre los 4200 millones de personas que carecen de servicios de saneamiento gestionados de forma segura. Se trata de adoptar medidas que permitan dar respuesta a la crisis de saneamiento mundial y lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 6, cuya finalidad es garantizar la disponibilidad de agua y saneamiento para todos de aquí a 2030.

Este año el tema destaca la importancia del «Saneamiento sostenible y el cambio climático«.

Todas las personas deben tener un saneamiento sostenible, junto con agua potable e instalaciones para lavarse las manos, para ayudar a proteger y mantener la seguridad de nuestra salud y detener la propagación de enfermedades infecciosas mortales como COVID-19, cólera y tifoidea.

El saneamiento de América Latina y el Carible en cifras

  • Más de 15 millones de personas defecan al aire libre
  • 1 de cada 5 personas no tiene acceso a ningún tipo de instalación para lavarse las manos
  • 440 millones de personas no disponen de acceso a un servicio de saneamiento gestionado de forma segura
  • En la mayoría de los países la proporción de aguas tratadas de manera segura no supera el 40%
  • En los últimos 20 años los desastres relacionados con el recurso hídrico como sequías o inundaciones se han duplicado

¿Cuál es la relación entre los retretes y el cambio climático?

  • Los efectos del cambio climático representan una amenaza para la infraestructura de agua, saneamiento e higiene, por ejemplo cuando el agua de las inundaciones contamina los pozos de agua potable o cuando las inundaciones dañan los retretes y esparcen los excrementos humanos por las comunidades y los cultivos alimentarios.
  • Si se mejora la eficiencia de esos sistemas y se reducen la pérdida y el consumo innecesarios de agua, se usa menos energía y, por lo tanto, se reducen las emisiones. El biogás de las heces humanas también puede captarse y utilizarse para generar energía más verde.
  • En todo el mundo, el 80 % de las aguas residuales que genera la sociedad vuelve al ecosistema sin haber sido tratada ni reutilizada. Los sistemas de saneamiento sostenibles recogen, transportan, tratan, eliminan y reutilizan de forma segura los residuos humanos. Gestionar de forma segura las aguas residuales no solo impacta profundamente en nuestra salud y condiciones de vida, sino que esa gestión también tiene un enorme potencial como fuente asequible y sostenible de energía, nutrientes y agua que puede mitigar el riesgo climático en los sectores de la agricultura y la energía.

¿Cómo protegen los retretes nuestra salud?

  • Sin un saneamiento seguro y sostenible, las personas a menudo no tienen más remedio que utilizar retretes inadecuados o en mal estado, o defecar al aire libre. Los residuos humanos pueden llevar a que esos residuos sin tratar entren en el medioambiente y contribuyan a la propagación de enfermedades mortales y crónicas, como el cólera y las lombrices intestinales.
  • La higiene de las manos salva vidas: lavarse las manos regularmente con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol es una de las barreras más eficaces contra la propagación de enfermedades.
  • Mejorar el acceso a instalaciones sanitarias y de lavado de manos en establecimientos de atención de la salud reducirá las tasas de infección y mortalidad, en particular en la salud maternoinfantil.

Más información https://www.un.org/es/observances/toilet-day

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *