2021: Año Internacional de las Frutas y Verduras

La Asamblea General de las Naciones Unidas designó el año 2021 como el Año Internacional de las Frutas y Verduras (AIFV).

El AIFV 2021 ofrece la oportunidad única de sensibilizar sobre la importancia de las frutas y verduras para la nutrición humana, la seguridad alimentaria y la salud, y para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Estas son algunas de las líneas de acción del AIFV 2021:

  1. Promoción y sensibilización
    • concienciar sobre la contribución de las frutas y verduras en la  nutrición; su efecto en la sociedad, la economía y el medio ambiente; y sobre su contribución al desarrollo sostenible.
    • fomentar su integración en los programas de desarrollo nacionales, regionales y mundiales.
    • impulsar un debate global sobre diferentes aspectos de las frutas y las verduras.
  2. Creación y difusión de conocimientos
    • conocer mejor cómo contribuyen los diferentes aspectos de los sistemas alimentarios de las frutas y verduras a la sociedad, la economía y la sostenibilidad 
    • fomentar las herramientas y los mecanismos para el seguimiento y la medición de los efectos positivos y negativos de los diferentes aspectos del AIFV 2021.
  3. Formulación de políticas
    • promover políticas, leyes y reglamentos basados en datos comprobados y el intercambio de buenas prácticas que fomentan y maximizan la contribución de las frutas y verduras al desarrollo sostenible.
    • potenciar los enfoques integrados y holísticos para la gestión de los sistemas alimentarios de las frutas y verduras por medio de políticas nacionales transversales que contribuyen al logro de los ODS.
    • estimular la cooperación y las asociaciones del sector público y el sector privado.
    • favorecer la inversión en innovación y desarrollo de infraestructuras a fin de fomentar el consumo y la producción sostenible de frutas y verduras y reducir su pérdida y desperdicio.
  4. Fomento de la capacidad y educación
    • respaldar la formulación y aplicación de políticas y programas educativos .
    • aumentar la integración de la educación nutricional en la elaboración de planes de estudio, de conformidad con la Agenda 2030 y los ODS.
    • empoderar a las partes interesadas, y en especial a las mujeres y los jóvenes, mediante la creación de conocimientos y el desarrollo de competencias en el ámbito de la producción y la manipulación poscosecha, el procesamiento, la preparación, la comercialización y el consumo de frutas y verduras.

Obtén más información ingresando aquí

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *