La radio: compañera de la humanidad desde hace más de 100 años

La radio es un medio poderoso para celebrar la humanidad en toda su diversidad y constituye una plataforma para el discurso democrático, así lo describe UNESCO en su página web.

Esta referencia es hecha a la celebración de este día, dado cada 13 de febrero. Cabe resaltar que a nivel mundial, la radio, es el medio de mayor consumo.

Con motivo del Día Mundial de la Radio 2021 (DMR 2021), la UNESCO hace un llamamiento a las emisoras de radio para que celebren el décimo aniversario del evento y los más de 110 años de la radio.

Esta edición del DMR se dividió en tres subtemas principales:

  • EVOLUCIÓN. El mundo cambia, la radio evoluciona.
    Este subtema se refiere a la resistencia de la radio, a su sostenibilidad;
  • INNOVACIÓN. El mundo cambia, la radio se adapta e innova.
    La radio ha tenido que adaptarse a las nuevas tecnologías para seguir siendo el medio de la movilidad, accesible en todas partes y para todos;
  • CONEXIÓN. El mundo cambia, la radio se conecta.
    Este subtema pone de relieve los servicios de la radio para nuestra sociedad: desastres naturales, crisis socioeconómicas, epidemias, etc.

Como pluma invitada, nos acompaña Ricaurte Barrios, periodista de RPC Radio, con más de 20 años de experiencia y comparte sus letras en alusión a este día.

La radio: compañera de la humanidad desde hace más de 100 años

Felicidades a la gran familia que integra la radio y a su vasta audiencia en el marco del Día Mundial de la Radio, este 13 de febrero, un reconocimiento que surge tras la proclamación en el 2011 por los Estados Miembros de la UNESCO y adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2012 como Día Internacional.

Datos históricos revelan que en 1901 se creó la radio al conectar Europa y América por medio de una señal radiotelegráfica.  El novedoso dispositivo nace, crece y evoluciona hasta la actualidad. A lo largo del siglo XX y ahora en el siglo XXI, la radio ha demostrado ser un medio que penetra donde los demás canales de comunicación no llegan. Durante años, sus ondas llevan entretenimiento, orientación, información y educación a todos los rincones del país y el mundo. Esa sostenibilidad se debe en gran medida a la inmediatez, oportunidad y sobre todo, porque el oyente no tiene que detener su actividad laboral o de cualquier índole, para oír la radio.

Es un medio que sin perder su esencia, se adapta a las nuevas tecnologías. En mi experiencia de 22 años en la radio en Panamá, utilicé en la década del 90 los conocidos «cartuchos» para la publicidad y los tornamesa para ofrecer música a la audiencia, pasando luego por cassette y minidisc, hasta llegar a los sistemas de automatización como Radio 5 y Dinesat que trabajan en sincronía música y publicidad.

Parte de ese modernismo y adaptación lleva a la radio en los últimos años tomarse de la mano con las redes sociales, logrando más conectividad con la audiencia. Hoy no solo se escucha, también la audiencia puede observar a los presentadores en sus dispositivos de comunicación móvil y participar.

Desde su creación, la radio acompaña a la población en todo momento, por mencionar sólo algunos hechos de la historia reciente de Panamá en donde este medio jugo un papel fundamental de información, están:  la firma de los tratados Torrijos Carter en 1977 y sucesos previos como las luchas estudiantiles que desencadenaron en eventos como los enfrentamientos del 9 de enero de 1964, la reversión de la vía acuática y los difíciles años de la dictadura militar.

La radio es un medio que se identifica con las necesidades del ciudadano, desde la denuncia comunitaria sobre mal estado de las calles, fuga de agua e inseguridad, hasta metas relacionadas al bienestar colectivo. En ese sentido,  ilustra, orienta y promueve la consecución de actividades amigables con el ambiente, la paz y la justicia, la desigualdad social, la salud y el bienestar, el trabajo decente y la igualdad de género, entre otras que precisamente forman parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), siendo este contenido un aporte fundamental en la toma de conciencia para el cumplimiento de tales metas, indispensables para el desarrollo humano y del planeta.

En medio de la pandemia de la COVID-19, la radio una vez más juega un papel crucial en materia de orientación a la población sobre las medidas de bioseguridad que se deben aplicar, informa acerca del avance de la pandemia y las acciones para contrarrestar su impacto, además, transmite mensajes de fuentes autorizadas de manera que la población no se convierta en presa fácil de las noticias falsas que se canalizan en ocasiones a través de canales digitales.

Una recomendación ineludible para frenar los contagios de COVID-19es evitar  las aglomeraciones, por tanto, las clases en todos los centros educativos del país se vieron en la necesidad de migrar al escenario virtual; sin embargo, quedó en evidencia las deficiencias de conectividad vía internet, es allí donde una vez más la radio demuestra su fortaleza y accesibilidad, tanto así, que la institución regente de la educación se apoya en la radio para ofrecer clases a distancia. Gracias al poder de penetración que tiene la radio, miles de estudiantes lograron recibir sus clases durante el año 2020.

La radio es y seguirá siendo el medio que abraza a su público en el lugar que esté, apoyado en las tecnologías modernas y sobre todo, con la esencia que lo caracteriza. Me siento orgulloso de trabajar en la radio.

Redes sociales:

@ricaurteAB

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *