Día Mundial del Peatón

El 17 de agosto es el Día mundial del Peatón, una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 1897, cuando ocurrió el primer incidente de tráfico que dejase una víctima peatonal.

El objetivo de este día es difundir la cultura vial del peatón, promover los espacios adecuados de movilización en las ciudades y recordar las obligaciones que implica la movilidad a pie. Se trata de un llamado de atención a todos los usuarios de la vía pública y también a las autoridades, tomando en cuenta que los peatones son usuarios vulnerables, son mayoría y tienen prioridad.

La seguridad vial, está directamente vinculada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 3 de SALUD Y BIENESTAR y 11 de CIUDADES Y COMUNIDADES SOSTENIBLES que en sus metas abordan reducir a la mitad el número de muertes y lesiones por accidentes de tráfico en el mundo, así como proporcionar óptimos sistemas de transporte y mejorar la seguridad vial.

Conversamos con Osiris Gratacós de Alvarado co-fundadora de la Fundación Educación Vial, quien manifestó que entre los factores que marcan la diferencia en temas de seguridad vial están la docencia y la sensibilización, puesto en práctica en escuelas, universidades y todos los espacios posibles, siendo una gran alternativa campañas que aporten a peatones y conductores herramientas que les enseñen a proteger la vida del otro.

El artículo 122 del Reglamento de Tránsito, establece que, todo conductor es responsable del vehículo que conduce y está en la obligación de velar por la seguridad de sus pasajeros y de la carga que transporta. Además de las disposiciones contenidas en los Artículos 100 al 108 no examinen a los conductores del deber de velar por la seguridad de los peatones. 

Una ventaja en Panamá, es que el Reglamento de Tránsito le da valor al usuario vulnerable, con condiciones como que se trata de un individuo expuesto al clima, a la falta de infraestructura segura, a la actitud hostil de los conductores frente a su necesidad de desplazarse a su destino, lo cual agrava la situación en el país, señaló la activista. Pese a ello, las cifras revelan que se pierde una vida cada 2 días por atropello, el 49.5% de vidas perdidas en la carretera en Panamá son peatones en su mayoría varones por encima de los 60 años.

Panamá, como muchos países es autocentrista, el mejor ejemplo es querer cruzar una calle.

¿Qué tal la José Domingo Díaz? Lo que se debe trabajar depende mucho de las instituciones del estado y los funcionarios designados, ojalá profesionales idóneos, ojalá especialistas que tenemos en las universidades para poder lograr una movilidad justa. Hoy muchas ciudades europeas practican la separación de usuarios en la vía, así como la pacificación de las mismas con la reducción a 30 km por hora considerando que es a la velocidad que una persona atropellada puede sobrevivir. Es decir, el ser humano es falible, toma malas decisiones, se equivoca, mal calcula distancias o velocidad por lo tanto los elementos deben ser lo más seguros posibles, como vehículos o infraestructura.

Las autoridades responsables de la seguridad vial y la movilidad segura sostenible e inclusiva, llevan uno de los compromisos mayores en hacer que los peatones sean respetados, así como los espacios asignados para ellos y con las adecuaciones que corresponden.

Un buen peatón

  • Se prepara para su rol, conoce sus deberes y derechos, evita situaciones de riesgo.
  • Se mantiene alerta.
  • Usa un sólo audífono.
  • Usa colores claros y/o reflectivos de noche.
  • Usa las líneas de seguridad del paso peatonal.
  • Usa el semáforo peatonal en donde exista.
  • Hace contacto visual con los conductores antes de cruzar.
  • Toma de la manos a los niños al caminar o cruzar una calle.
  • Camina de frente al tráfico.
  • Camina por la acera y no por la calzada.

Enlaces de referencia

http://www.transito.gob.pa/sites/default/files/reglamento_decreto_640.pdf

https://www.who.int/roadsafety/decade_of_action/plan/panama.pdf?

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.