La felicidad también es ganancia para las empresas

Desde junio de 2012 la Asamblea General de las Naciones Unidas instituyó el 20 de marzo como el Día Internacional de la Felicidad, y se celebró por primera vez al año siguiente.

Para el filósofo griego Sócrates, la felicidad no viene de recompensas externas o reconocimientos, sino del éxito interno. Esto, sin duda, aplica de igual modo en el ámbito empresarial.

Se habla de que una empresa feliz destaca porque los colaboradores disfrutan de su trabajo y mantienen un alto sentido de pertenencia, es decir, no solo trabajan por un salario sino porque se sienten realmente comprometidos con la empresa. De hecho, cuando nos referimos a una gestión responsable del negocio hablamos precisamente de temas como este que involucran el bienestar del individuo.

Comunicar a los colaboradores la importancia de su rol dentro de la organización contribuirá en un cambio positivo para su operación: el trabajador, además de generar autoestima y seguridad, se sentirá más comprometido con la responsabilidad que tiene y, probablemente, lo hará con más entusiasmo.

¡Feliz Día Internacional de la Felicidad!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.