La transparencia en las empresas refuerza la competitividad

La transparencia es un tópico que viene siendo debatido en varios países del mundo no solo a nivel de Estado, sino también en entornos empresariales.

Cada día, se evidencia más la necesidad de mantener prácticas correctas en la gestión de los negocios, sin importar el tipo de industria o sector de operación.

Pero, ¿de qué manera puede una empresa pasar a la acción en términos de transparencia?

Las siguientes recomendaciones podrían ayudarle a dar inicio al desarrollo de una estrategia que ayude a manejar procesos transparentes y confiables:

  1. Diagnóstico

Toda estrategia o plan de acción, cuyo objetivo sea establecer modificaciones dentro de la empresa, debe tener un diagnóstico que permita identificar los problemas, las áreas más sensibles y los mecanismos que faciliten y estimulen el cumplimiento de los procesos.

  1. Identificación de áreas vulnerables

Tenemos que ser capaces de identificar los espacios que dejan una brecha y permiten que pueda darse una falla en cualquier etapa de la gestión del negocio.

Por ejemplo, si un individuo comete una falta, la atención recae sobre la persona que la ha cometido, pero esto no implica que el resto del equipo o el proceso que gestionaba no funcione.

Esto nos obliga a mantener una escucha activa y ser capaces de crear indicadores de medición y actualizar nuestros propios mecanismos de transparencia cada cierto tiempo.

  1. Incentivos para elevar el nivel de profesionalismo

Definitivamente no es justificable bajo ninguna circunstancia caer en una acción inapropiada y poco transparente dentro de una organización, sin embargo, factores como la falta de incentivos pueden hacer más propenso a un colaborador cometer una irregularidad. Motivar y capacitar al personal ayudará a minimizar riesgos: a mejor conocimiento, más empoderamiento.

Vale la pena resaltar que trabajar de modo transparente y de la misma forma manejar los procesos a lo interno de las empresas ayuda significativamente a reducir las vulnerabilidades. No olvidemos que, una empresa transparente, ¡es una empresa más competitiva!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.