Liderazgo para Continuidad de Negocio: Situación Actual y Perspectiva del Futuro

Reconstruir e innovar es parte de las nuevas acciones que se deben tomar ante un escenario al que no se está acostumbrado, esto aplica también para el sector privado y en la primera sesión del Programa de Continuidad de Negocio se abordó desde la fortaleza y relevancia del liderazgo.

En detalle algunos aportes de los participantes en este espacio:

Carlos Garcimartin-  Economista País, Banco Interamericano de Desarrollo

El impacto económico de la crisis del COVID 19 problemas de ofertas que tienen que ver con las restricciones de movilidad de los trabajadores, de insumos, bajada del comercio internacional, problemas de abastecimiento.

Queda mayormente expuesto que el desempleo por el menor crecimiento ha crecido el último año, y la tasa de desempleo a su superado el 7%, un nivel que no se veía hace años.

Se verán afectados los sectores que dependen con la movilidad laboral, caída de ingresos, restricción al crédito y morosidad, y los que dependen de la demanda externa.

Habrá consecuencias sociales como la reducción de los ingresos en los hogares, aumento del desempleo, los sectores vulnerables tendrán más vulnerabilidad, el problema de las Micro, Pequeñas y medianas empresas que pueden verse avocadas a una desaparición definitiva; aumento de pobreza, impacto en la clase media, los temas de menos movilidad social que es una clave para hacer sociedades más cohesionadas.

Entre los retos y oportunidades, se dará mayor especialización productiva, mayor cohesión social, educación, y mayor calidad institucional porque no corresponde a la de un país con sus ingresos.

Como recomendación, a corto plazo lo importante es ayudar a las empresas a reducir costos fijos, adelantar ingresos, de manera que puedan sobrevivir a la caída de la demanda. medida de lo posible.

Jessica Young-  Country Manager Medio Ambiente, PNUD

Destaca un indicativo interesante a mayor nivel de índice de desarrollo humano, más se amplía la huella ecológica, así como que, la agenda 20-30 esta desbalanceada pues algunos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de personas están más avanzados, pero los de planeta rezagados; estancados ODS 9, retroceso ODS 13.

Una debilidad es que se trabaja de manera sectorial y no se logra la integralidad.

EL COVID afecta los ODS, implica muchos riesgos de no poder avanzar a las metas.  Poniendo en evidencias los indicadores que acompañan a los ODS en el caso de género, energía, acción climática.

Es el momento oportuno para identificar la manera de mejorar los procesos de transparencia de datos y consulta participativa.

Dra. Milena Gómez, Secretaria Nacional Adjunta, SENACYT

Ante la pandemia del COVID 19 la ciencia, la tecnología y la innovación, no solo han sido clave para enfrentar los actuales desafíos de salud, también en lo social y económico, apoyando los esfuerzos productivos de la recuperación económica, aliviando el impacto del COIVD 19 sobre personas, empresas y gobierno.

Mientras que el mundo presencial se para, el digital se dinamiza y permite, al menos para gran parte de ciudadanos y empresas, seguir desempeñando su trabajo con eficacia, comunicarse con otras personas, adquirir bienes y servicios.

Se está viendo a la ciencia no como resultado final sino como un proceso en el que, en tiempo real, científicos colaboran en una carrera para desarrollar una vacuna y medicaciones antivirales.

Las capacidades panameñas en materia de ciencia, tecnología e innovación han respondido adecuadamente, a pesar de las debilidades existentes, SIN EMBARGO, queda mucho por hacer, ya que contamos con un débil sistema de producción local de conocimiento.

El COVID visualiza la grave situación de fragilidad en la que se encuentran muchos segmentos de por sí vulnerables de la población, tales como los adultos mayores, los hogares de bajos ingresos y los habitantes de zonas rurales. Los beneficios de la tecnología no se distribuyen por igual.  Más de 3,600 millones de personas en el planeta aun no tienen acceso a internet.

La educación superior es la base sobre la que se construyen capacidades de ciencia, la tecnología y la innovación lo que refuerza su prioridad.  La educación superior debe definirse en un marco de igualdad de oportunidades.

Carolina Freire  – Voluntarios de Panamá

En el tema social, producto del COVID-19 se van agudizar los problemas de pobreza, desempleo, desnutrición, vulnerabilidad social para grupos prioritarios, personas con discapacidad, niñez.

A mediano plazo, se debe ampliar la colaboración pública privada para poder responder a la nueva realidad de vulnerabilidad social.

Es importante, revaluar la situación social del país en conjunto con el gobierno para que las ONG’s puedan reorientar sus planes y programas y renfocarlos en la nueva realidad de vulnerabilidad.

Hay muchos retos en lograr sostenibilidad financiera y administrativa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.