Más allá del Día Internacional de la Mujer

Más allá del Día Internacional de la Mujer

“No esperes que llegue un líder; hazlo tú mismo, persona a persona.  Sé fiel a las cosas pequeñas, pues en ellas reside tu fuerza”. – Madre Teresa de Calcuta –

Ser fiel a “pequeñas” cosas, sin duda fue lo que llevó a miles de mujeres desde el inicio de los años 90, a atreverse. Un deseo latente de respeto, justicia e igualdad las sacó a las calles a luchar por mejores días. Hoy, los frutos se mantienen, pero los esfuerzos por romper brechas aún existentes  en pleno siglo XXI no terminan.

Narra la historia que en 1909 la huelga camiseras, un paro laboral de once semanas en la industria de las camisas de Nueva York, fue la más grande de la historia de América hasta la fecha, liderada por mujeres, bautizada como la Sublevación de las 20 mil.

Los tiempos han cambiado, los espacios se han abierto luego de superados fuertes desafíos y el “rol” de la mujer ha sido rediseñado, dando paso a la equidad de género, ese concepto que no se refiere exclusivamente a dar todas las ganancias al sexo femenino, sino más bien a que las condiciones y oportunidades sean las mismas para ambos sexos, tal y como lo establece el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 5, Igualdad de Género.

Para este año el tema de este 8 de marzo se titula “Ahora es el momento: las activistas rurales y urbanas transforman la vida de las mujeres” con el fin de crear un empoderamiento global, que llegue a todos los sectores, indistintamente del trabajo que desempeñan las mujeres, sus capacidades están ahí, intactas, sólo esperando a ser exploradas para dar paso a una mujer productiva y realizada que aporta al mundo con su esfuerzo, conocimiento y amor.

Destacó Phumzile Mlambo-Ngcuka, Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas y Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, con ocasión a esta conmemoración que “es imprescindible que haya un movimiento de mujeres que aborde estas cuestiones, pero también necesitamos un movimiento de hombres feministas”.  

Transformar la fecha en el trampolín para promover con más fuerza la equidad de género y asumirlo como parte de nuestra realidad diaria.

Sumarse cree fielmente que El empoderamiento de las mujeres es uno de los motores para generar economías más prósperas e inclusivas.

Es hora que la sociedad crea en el valor de la mujer y en su capacidad de liderar tan bien en un entorno laboral como lo puede hacer en el hogar, y no solo eso, sino lograrlo incluso de modo simultáneo.

La clave está en atreverse, decía Ayn Rand, filósofa y escritora estadounidense de origen ruso “La pregunta no es quién va a dejarme, la pregunta es quién va a detenerme”.