Revitalicemos nuestro compromiso con la Educación

Foto: Naciones Unidas

La educación ofrece a los niños y las niñas una oportunidad de salir de la pobreza y un camino para alcanzar un futuro prometedor. Sin embargo, 258 millones de niños y jóvenes siguen sin estar escolarizados, 617 millones de niños y adolescentes no pueden leer ni tienen los conocimientos básicos de matemáticas; menos del 40 por ciento de las niñas del África Subsahariana completan los estudios de secundaria de ciclo inferior y unos 4 millones de niños y jóvenes refugiados no pueden asistir a la escuela. El derecho a la educación de estas personas se ve afectado y eso es inaceptable.

Sin una educación de calidad, inclusiva y equitativa para todos y de oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida, los países no lograrán alcanzar la igualdad de género ni romper el ciclo de pobreza que deja rezagados a millones de niños, jóvenes y adultos.

Este 24 de enero es el Día internacional de la Educación, con el tema principal Restaurar y revitalizar la educación para la generación COVID-19. En este marco, Nivia Rossana Castrellón Echevería, mentora  de Jóvenes Unidos por la Educación, es nuestra pluma invitada de esta semana.

Twitter: @NiviaRossana

Revitalicemos nuestro compromiso con la Educación

La educación es un derecho humano fundamental. Se le reconoce como un derecho habilitante.

Debemos hacer mucho más para avanzar en el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4, que busca garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos” advierte António Guterres, Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

2020 fue un año de prueba para los sistemas educativos del mundo debido al distanciamiento social. Las asimetrías en el acceso a servicios como electricidad y conectividad, sacaron a la luz la urgencia de equiparar el acceso a oportunidades educativas, en especial, de los más vulnerables. Se resalta que la pobreza multidimensional de niños, niñas y jóvenes está asociada al acceso o no a internet .

En conmemoración al Día Mundial de la Educación, la ONU nos  invita a restaurar y revitalizar la educación para la generación COVID-19. Las razones son evidentes: la afectación en todos los niveles educativos incluye a 1600 millones de alumnos, en 190 países , una incidencia sin precedentes que afecta a los niños y niñas en dimensiones que todavía no están claras.

En el caso de Panamá, el rezago educativo de las últimas décadas afecta aún más el impacto de las clases a distancia. En el Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (TERCE) del Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE) de la UNESCO de 2012, para estudiantes de 3ro y 6xto grado, en lenguaje y matemática, Panamá, con 482 puntos promedio, se ubica entre los últimos países de la región , superado por Guatemala (493.1 puntos) y Honduras (490.8 puntos ), con un desempeño similar a Nicaragua, Paraguay y República Dominicana, los países a la zaga en América Latina.

La prueba del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la OCDE (PISA por sus siglas en Inglés) fue aplicada en 2018 a chicos de 15 años en el sistema educativo. PISA mide la aplicación de lo aprendido (competencias y habilidades) para la participación plena en sociedad.

Panamá participa después de un impasse de casi una década, ocupando el puesto No. 71 de 79 países y la penúltima posición en América Latina. El 65% de los estudiantes panameños  está  por debajo del nivel mínimo de competencias lectoras versus el 21% de los alumnos de la OCDE. En  Matemática,  el 81% de los alumnos  no logra los niveles mínimos de competencias, comparado al promedio de 37% en los países de la OCDE.

Estos resultados,  aparentemente desalentadores, en realidad nos ayudan a entender las competencias que requieren los estudiantes y que hoy no tienen y construir, sobre esa evidencia, políticas públicas.

Con relación a las pruebas nacionales CRECER, aplicadas de manera censal por el MEDUCA, anualmente,  entre 2016 y 2018, hay una correlación entre sus resultados y los de las pruebas internacionales en cuanto a las deficiencias identificadas. Más de la mitad de los niños y niñas tienen niveles deficientes de lectura. Lo alarmante es que en la Comarca Gnäbe Buglé, el 85% de los estudiantes no tienen las competencias  mínimas de lectura, colocándolos en riesgo educativo de fracaso escolar y  eventual abandono del sistema educativo.

El anterior análisis nos hace concluir que los retos de la educación en Panamá en modalidad presencial son la  cobertura, la equidad y la calidad. Es preocupante que el sistema no atienda las necesidades educativas considerando el derecho humano de cada uno. Las causas de estos retos se centran en una deficiente gestión administrativa excesivamente centralizada, la insuficiente e ineficaz inversión y la pobre formación inicial y continua del docente . Los impactos de estas tres causas se visibilizan en  la escasa calidad y  falta de equidad de la educación .

Los niños más pobres reciben educación pobre,  en entornos pobres. Son más propensos a abandonar el sistema, al igual que los niños en condiciones  de vulnerabilidad. El efecto disruptivo de la COVID 19 y su impacto en las escuelas, en los niños y en sus aprendizajes,  son reflejo de la realidad del contexto de uno de los 10 países más desiguales del mundo. Las asimetrías en las condiciones de las escuelas inciden en el acceso a servicios básicos, la continuidad de las trayectorias escolares, la conectividad a internet y la disponibilidad de implementos tecnológicos . Los niños, niñas y jóvenes más vulnerables son castigados doblemente : su entorno los condiciona y los aliena de acceder a oportunidades educativas del siglo XXI. Los costos que involucra la educación a distancia con dispositivos tecnológicos, hace que se convierta en una decisión que pone en la balanza , hambre o educación.

El diagnóstico del contexto  en en un entorno de distanciamiento escolar nos llevan a concluir que los retos son la retención escolar, la reinserción de quienes han abandonado el sistema, la evaluación de los aprendizajes a distancia y el empoderamiento de los educadores de su rol de líderes pedagógicos en entornos virtuales .

En medio de un panorama desconcertante, hay señales alentadoras. El diálogo multisectorial Compromiso Nacional por la Educación logró consensuar 37 políticas públicas en los ejes de calidad, equidad, gestión administrativa, inversión y formación docente. Un sistema de monitoreo y seguimiento creado por ley – el Consejo Permanente Multisectorial para la Implementación del Compromiso Nacional por la Educación-COPEME- integrado por sectores como los trabajadores, los educadores, la academia, las ONGs educativas, los empresarios, los estudiantes, los padres de familia y el propio MEDUCA,!se ha enfocado en orientar y acompañar a las autoridades educativas a fin de asegurar el cumplimiento de las 5 Metas Priorizadas del Plan Operativo COPEME-MEDUCA 2019-2022. Las 5 metas priorizadas son: sistemas de información , descentralización, cualificación docente (formación continua), salud física, mental y emocional de estudiantes, educadores y padres de familia) y trayectorias escolares completas ( en todos los niveles preuniversitarios). El COPEME ha hecho recomendaciones concretas en un entorno de pandemia que han sido acogidas por el Ministerio de Educación. Toca ahora insistir que la responsabilidad de lo que ocurra en las aulas de clase es de todos.

El corazón de una comunidad debe ser la escuela, un habitáculo que cobija el bien más preciado de un país : sus niños y jóvenes . Las carencias y lacras sociales, la débil institucionalidad, la corrupción, la informalidad, los embarazos precoces y la pobreza se combaten con educación incluyente y de calidad .  Apoyar el cumplimiento del ODS4 es económica, competitiva  y productivamente conveniente para todo país, además que fomenta sociedades más justas y más democráticas . Es inteligente que todos promovamos el ODS4: nos llevará a otro nivel de país, al Panamá que aspiramos.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.