Nuevo Hospital COVID-19 recibe sistema de calentamiento solar de agua del Programa de la ONU para el Medio Ambiente

El proyecto Termosolar Panamá, ejecutado por el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA) junto con la Secretaría de Energía de Panamá, donó hoy un sistema de calentamiento solar de agua al Hospital Modular COVID-19, el cual construye actualmente el Gobierno central para ampliar la capacidad de atención ante la pandemia por el nuevo coronavirus.

El sistema basado en la energía solar genera hasta 1.200 litros de agua caliente al día para la higiene y limpieza del centro sanitario. El nuevo hospital estará ubicado en la zona de Albrook de la Ciudad de Panamá y tendrá capacidad para 100 pacientes. Sus instalaciones incluyen también cinco duchas y lavamanos para el aseo del personal de salud.

Al ser una tecnología 100% renovable, el calentador ayudará no sólo a eliminar la facturación de energía para el calentamiento del agua, sino también a evitar emisiones de carbono, lo que reducirá el impacto climático del centro médico y la contaminación del aire.

La prioridad del PNUMA es contribuir a frenar la propagación del COVID-19 para salvar vidas. Al hacerlo, queremos ayudar a los países a dar una respuesta a esta emergencia de forma sostenible, evitando mayores daños al medio ambiente”, dijo el director regional del PNUMA en América Latina y el Caribe, Leo Heileman.

Otras instalaciones de salud pública también serán beneficiarias de sistemas de calentamiento solar de agua donados por Termosolar Panamá: Hospital San Miguel Arcángel (San Miguelito, ciudad de Panamá), Hospital Luis “Chicho” Fábrega (Santiago, provincia de Veraguas), Hospital José Domingo de Obaldía (Chiriquí) y el Hospital de la Comarca Guna Yala. Adicionalmente, el proyecto realizó auditorías energéticas y los diseños para sistemas de agua caliente solar en el edificio que alberga la sala de Maternidad de los hospitales Santo Tomás, Nicolas Solano, Cecilio Castillero y el MINSA CAPSI de Volcán.

Termosolar Panamá es un proyecto ejecutado por el PNUMA en coordinación con la Secretaría Nacional de Energía, el Ministerio de Ambiente, la Universidad Tecnológica de

Panamá, el Banco General y el Panama Green Building Council, y financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF). Su finalidad es desarrollar el mercado nacional de calentadores solares de agua y beneficiar, entre otros, al sector de salud pública.

El proyecto también busca que los ciudadanos conozcan los beneficios de la tecnología solar térmica y así aumentar las inversiones en esta fuente de energía limpia y renovable para contribuir a la reducción de emisiones de carbono y al cumplimiento de los compromisos climáticos suscritos por Panamá en el Acuerdo de París.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.