ODS 8: Empleo digno y crecimiento económico, un reto mundial

193 millones de personas en el mundo están desempleadas, así lo indican cifras que comparte el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); mientras que Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para el 2015, eran más de 204, una situación preocupante por todos los riesgos que implica carecer de un ingreso fijo y estable.

En cambiar este escenario consiste el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 8, Empleo Digno y Crecimiento Económico, el cual busca empleo pleno y productivo para todos los hombres y mujeres al año 2030.

Todo individuo es merecedor de un trabajo decente y digno; la aspiración es lograr un crecimiento sostenible que aumente los niveles de productividad y la innovación tecnológica. Para ello, la vía debería ser el fomento de políticas que estimulen el espíritu empresarial para generar más plazas laborales.

Algunas metas del ODS 8 son:

  • Mantener el crecimiento económico per cápita de conformidad con las circunstancias nacionales y, en particular, un crecimiento del producto interno bruto de al menos el 7% anual en los países menos adelantados
  • De aquí a 2020, reducir considerablemente la proporción de jóvenes que no están empleados y no cursan estudios ni reciben capacitación
  • Adoptar medidas inmediatas y eficaces para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de personas y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, de aquí a 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas
  • Proteger los derechos laborales y promover un entorno de trabajo seguro y sin riesgos para todos los trabajadores, incluidos los trabajadores migrantes, en particular las mujeres migrantes y las personas con empleos precarios

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.