¿Por qué es importante limpiar nuestras computadoras?

Este 11 de febrero es el Día de limpiar los archivos en la computadora y la fecha promueve hacer un hábito limpiar las PC.

La conocido como contaminación digital se define como el exceso de emisión de sustancias contaminantes y al uso de infraestructura física para el funcionamiento de plataformas digitales. La misma es producida por los centros de datos, las infraestructuras de red y los equipos de consumo, aproximadamente el 4% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial corresponde a la tecnología digital.

Según el informe Clicking Clean, elaborado por Greenpeace, la huella ecológica del tráfico de Big Data equivale al 7% de la electricidad mundial, y las TIC generan el 2% de las emisiones globales de CO2. Además, según la consultora McKensey, este porcentaje de emisiones crecerá hasta el 4% entre 2020 y 2021.

Cada vez que mandamos un correo electrónico, compartimos una foto, enviamos un WhatsApp, vemos un video en streaming, realizamos una búsqueda en Internet o hacemos uso de nuestras redes sociales también estamos contaminando. Por ejemplo:

  • Con el envío de un email con datos adjuntos, es igual a, dejar una bombilla encendida durante una hora.
  • Las actividades en redes sociales son una de las más perjudiciales al medio ambiente. Se calcula que la reproducción de videos en línea equivale al 1% de las emisiones de gas de efecto invernadero.
  • La huella ecológica del tráfico digital equivale a un consumo aproximado del 7% de la electricidad mundial.
  • Realizar una búsqueda en internet libera al menos 0.2 gramos de CO2, el efecto invernadero provocado por mil búsquedas equivaldría a conducir un coche durante un kilómetro.
  • Descargar un solo gigabyte genera un gasto de hasta 200 litros de agua.

Por otro lado, el Programa para el Medio Ambiente de las Naciones Unidas (PNUMA) calculó cerca de 50 millones de toneladas de desechos electrónicos al año. Entre ellos se encuentran metales tóxicos como el mercurio, plomo o arsénico, los cuales son nocivos tanto para el ser humano como para el medio ambiente.

Información publicada en la página web de National Geographic arroja que cada minuto se envían en el mundo 38 millones de mensajes de WhatsApp, se visualizan 266.000 horas de Netflix, 4,3 millones de vídeos en YouTube y se realizan 3,7 millones de búsquedas en Google, según los datos de la compañía analítica Cumulus Media publicados en Visual Capitalist. Si Internet fuera un país, sería el sexto más contaminante del mundo. Así lo afirman los datos de la organización Greenpeace en su informe Clicking Clean.

Estas son alguna de las prácticas que se pueden realizar para disminuir la contaminación digital:

  • Al usar plataformas de streaming, asegurarse de estar conectado a una red de fibra óptica. No utilizar los datos móviles. 
  • Limpiar la bandeja de entrada del correo electrónico.
  • Gestionar el tiempo de uso de las redes sociales.
  • No cambiar de equipos electrónicos frecuentemente. Tener en cuenta el periodo de durabilidad y donar los dispositivos que estén en buen estado.
  • Tratar de utilizar webs ecológicas o que presenten beneficios al medio ambiente.

Juan Manuel González, Asesor de IT de Sumarse nos comentó que “señales como  un lento inicio de sesión puede ser causado por el simple hecho de tener demasiados iconos y accesos directos a aplicaciones en el escritorio. Por otro lado, las actualizaciones del sistema operativo, tanto automáticas como manuales, cumplen la función de proteger a nuestro equipo de múltiples amenazas -tales como virus y programas malignos- además de garantizar un funcionamiento rápido y eficaz, reduciendo las probabilidades de fallos“.

El Objetivo de Desarrollo Sostenible 9 de Industria, Innovación e Infraestructura promueve construir infraestructuras resilientes, la industrialización sostenible y fomentar la innovación. En su meta 9.4 De aquí a 2030, modernizar la infraestructura y reconvertir las industrias para que sean sostenibles, utilizando los recursos con mayor eficacia y promoviendo la adopción de tecnologías y procesos industriales limpios y ambientalmente racionales, y logrando que todos los países tomen medidas de acuerdo con sus capacidades respectivas.