Reciclaje o “desplastificación” ¿Hacia dónde va la economía?

Reciclaje o “desplastificación” ¿Hacia dónde va la economía?

“Life in plastic is fantastic”, dice una vieja canción sobre la vida ideal de una “barbie”. La realidad es que la vida en plástico sí que ha sido fantástica, desde el punto de vista del bienestar social, si consideramos que los envases de plástico, por ser más livianos que el vidrio, han facilitado el transporte de productos de consumo masivo, que han elevado la calidad de vida de millones y millones de personas.

Pero la vida en plástico o, dicho de otro modo, el mejoramiento de la calidad de vida de todos aquellos que compramos alimentos, productos de limpieza y todo tiempo de objetos en envases y empaques de plástico tiene un precio muy alto, y lo pagaremos nosotros mismos y las futuras generaciones: la plastificación de la naturaleza.

Llevamos décadas depositando plástico en los ecosistemas marinos y terrestres y ahora el bumeran regresa. Ya es moneda de uso corriente el hecho de que las especies marinas, muchas de las cuales son alimento para los humanos, están consumiendo pequeñas partículas de platico o químicos derivados del mismo. Al final, todo esto acaba en nuestras venas.

¿Hacia dónde vamos en este esfuerzo por amplificar y expandir la calidad de vida? ¿Terminaremos caminando sobre desechos plásticos a cada paso que demos? (Esto, de hecho, ya ocurre en muchas zonas del mundo y Panamá no escapa a esa realidad.

Artículo por:

Zoraida Chong

Directora de Desarrollo Empresarial de Sumarse

Puede leerlo completo aquí