Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la COVID-19 es el lema del Día Internacional de la Mujer

Cada 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer. Este año con el lema “Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la COVID-19”, con el objetivo de destacar los enormes esfuerzos realizados por mujeres y niñas de todo el mundo a la hora de definir un futuro más igualitario y la recuperación ante la pandemia. De igual manera resalta las deficiencias que persisten.

En ese marco y como parte de la difusión, promoción e impulso que damos a todos los temas que competen al Objetivo de Desarrollo Sostenible de Igualdad de Género, nuestra pluma invitada de la semana es Verónica Zavala, Gerente del Banco Interamericano de Desarrollo.

Hace exactamente un año, cuando en Panamá recibimos la noticia del primer caso confirmado de COVID-19, no podíamos siquiera imaginar el enorme impacto que este virus tendría sobre nuestra salud, sobre la economía y sobre el bienestar de mujeres y niñas.  Doce meses después, nos encontramos frente a estadísticas inimaginables que ponen en jaque años de avances logrados por la sociedad, el gobierno y el sector privado panameño a favor de la igualdad de género.

En esta crisis económica, las mujeres han estado en la primera línea de desventaja: perdiendo más empleos y estando más desfavorecidas para recuperarlos que los hombres; sobrerrepresentadas en lo sectores más golpeados -y por tanto con más despidos y personal suspendido- como la hotelería, la restauración, el turismo y el comercio minorista. Datos del INEC lo dicen claro:  47% de las mujeres vs. 30% de los hombres trabajan en los sectores económicos más afectados por la crisis. Y el empleo informal, en su mayoría femenino, también ha sido de los más golpeados.  Las mujeres han perdido más del doble de empleos que los hombres, según las estadísticas regionales de empleo.

Además, a la hora de reincorporarse al mercado laboral también enfrentan mayores retos pues 7 de cada 10 mujeres se ha hecho cargo de la mayor parte del cuidado de las personas dependientes, frente a 3 de cada 10 hombres[1], lo que significa que cuentan con menos horas disponibles y menor flexibilidad para reinsertarse en el mercado laboral. Esto también viene afectando la capacidad para mantener el empleo.  Y para las jefas únicas de hogar, la dificultad para conseguir apoyo con el cuidado de personas dependientes genera condiciones aún más desafiantes y de mayor precariedad -es más difícil mantener el empleo y sin el empleo no hay ingresos en el hogar.

De otro lado, los sectores con mejores oportunidades en la recuperación económica, como el sector energético, minero, telecomunicaciones, requieren formación en disciplinas en las cuales las mujeres están subrepresentadas[2]: en Panamá sólo 3 de cada 10 personas matriculadas en carreras STEM son mujeres (INEC, 2017). Otros empleos en demanda como la construcción, electricistas, plomeros, con un sesgo histórico de exclusión a la mujer – aunque vemos poco a poco ejemplos de lo contrario en la Región.

La pérdida de empleo o disminución de ingresos se traduce en mayor riesgo de caer en pobreza: antes de la pandemia se esperaba que entre 2019 y 2021 el número de mujeres en pobreza disminuyera 2,7% pero ahora, según proyecta ONU Mujeres, se espera un aumento de 9,1%. Esto son cientos de millones de mujeres en el mundo que, además, se encuentran aún más vulnerables ante situaciones de violencia de género, un fenómeno que durante la pandemia se ha incrementado en Panamá y a nivel mundial.

El impacto diferenciado que enfrentan las mujeres no solo las afecta a ellas y sus familias, sino también a la recuperación económica y el desarrollo del país. Afortunadamente, Panamá ha demostrado un esfuerzo proactivo por atender las desigualdades agravadas por la pandemia, reconociendo que la recuperación requiere los talentos de todos y todas. Nada aporta más al bienestar social que la igualdad, pues así se asegura que el 100% del talento y potencial panameño contribuyen. Los esfuerzos del país son visibles en acciones concretas, como el enfoque de reactivación de contratos de trabajadores con enfoque de género; la integración de la Canciller Erika Mouynes al comité directivo de la coalición EPIC, que busca alcanzar la igualdad salarial entre hombres y mujeres; y la preparación de la segunda fase del Programa de Apoyo a Políticas de Igualdad de Género -trabajado con el BID- que viene avanzando en la adopción de políticas y normas en pro de igualdad de género en más de 10 entidades gubernamentales.

La semana pasada, una mujer latina dirigió la expedición espacial a Marte, al rincón más lejano al que la humanidad ha llegado, con la tecnología nuclear y robótica más sofisticada existente. Diana Trujillo[3],  que inició su vida de inmigrante con trabajos muy humildes en Estados Unidos, hoy es la ingeniería aeroespacial que rompió con todos los estereotipos sobre quien tiene un asiento en la mesa y quién puede estar a la vanguardia de la ciencia y la tecnología, invitándonos a soñar  a trabajar por un futuro donde la imaginación es el único límite para nuestros niños y niñas. .

Confío en que, para el 8 de marzo 2022, hayamos logrado voltear la narrativa de la pandemia y que podamos decir que convertimos esta crisis en una oportunidad para impulsar con mayor fuerza la igualdad de género en Panamá, celebrando los aportes e innovaciones de las mujeres a la recuperación socioeconómica del país y soñando nuevas fronteras de tecnología, ciencia, finanzas y construcción que las mujeres estén contribuyendo a conquistar.

Estoy convencida que cada vez somos más, tanto hombres como mujeres, quienes genuinamente entendemos la importancia de tener un piso parejo para mujeres y hombres. Si logramos trabajar de la mano y abrir el compás, a modo que sean cada día más y más quienes puedan participar en igualdad de oportunidades, no existe límite  lo que juntos podamos lograr.

____________________

[1] (CIEPS, 2020)

[2] (Enred Panamá, 2020)

[3] https://www.bbc.com/mundo/noticias-56086785

Redes sociales: 

@BIDInvest

@VeronicaZavalaL

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.