Con Voluntariado ¡es posible!

El Día Internacional de los Voluntarios es un homenaje para reconocer el trabajo que, sin esperar nada a cambio, realizan personas comprometidas con el bien común. Con sus acciones contribuyen a ayudar a otros desde diferentes escenarios, pero con un mismo objetivo: ofrecer su tiempo, su esfuerzo y sus manos para contribuir a otros.

Para este 2020 el lema del Día Internacional de los Voluntarios es «Con Voluntariado ¡es posible!»

Dedicado a todos aquellos que se han sumado a la lucha contra el COVID19, para reconocer y agradecer su compromiso y resaltar el gran impacto que han generado en prácticamente todos los sectores del país: salud, alimentación, educación, acompañamiento, etc.

En el marco de este día conversamos con Ana Isabel Méndez, Gerente General del Banco de Alimentos Panamá quien nos contó lo importantes que son los voluntarios en su organización señalando que se trata de uno de sus principales pilares, junto a los donantes y a las organizaciones beneficiarias. Señaló “para nosotros el voluntariado juega un papel fundamental en el funcionamiento de nuestra operación. Siendo la misión del BAP, disminuir el hambre y la desnutrición en nuestro país, rescatando alimentos en buen estado y entregándolos a personas en situación vulnerable en todo el país, los voluntarios se han convertido en un recurso indispensable para ayudar en la clasificación, selección y empaque de los alimentos que recibimos y de que puedan llegar a la mesa de los que más lo necesitan”.

Méndez explicó que en el caso específico del BAP, mantiene un voluntariado fijo compuesto por 87 instituciones, empresas, organizaciones sin fines de lucro, colegios y universidades. Son voluntarios que asisten al BAP de forma permanente, en dos turnos diarios, de lunes a viernes con un máximo de 20 personas por turno. No obstante, por causa del COVID-19 se realizaron algunos cambios para cumplir con las medidas de bioseguridad, reduciendo las jornadas a dos turnos diarios, con un máximo de 7 personas por turno.

Adicionalmente, destacó que durante la pandemia y con la campaña Alimenta una vida, hemose han entregado alimentos cada mes a más de 30 mil personas en comunidades a lo largo de todo el país, con el apoyo de voluntarios que se han sumado para contribuir desinteresadamente a otros en situación de riesgo. Igualmente, otros voluntarios han aportado su tiempo y habilidades de forma virtual en diferentes aspectos, tales como apoyo administrativo, logístico, asesorías y capacitaciones, campañas de recaudación y colectas, entre otros.

Por lo que considerando todas las acciones en promedio su fuerza de voluntarios supera los 400.

La líder del BAP considera que el tema del voluntariado social, ha logrado un crecimiento importante en los últimos años. Inserto en los colegios desde muy corta edad, y luego en las universidades se gestiona de forma habitual. Igualmente, en los últimos años ha cobrado gran peso dentro de las empresas quienes han incorporado el voluntariado dentro de sus políticas, como parte fundamental de su RSE. Incluso destaca que, con la pandemia, se ha visto también un incremento importante en la labor del voluntario en el sector público, lo que demuestra que, en momentos de crisis, el voluntariado es clave para poder salir adelante como país.

Se han creado diversos espacios para gestionar la labor de los voluntarios. A nivel empresarial el compromiso se ha intensificado, el número de empresas y colaboradores comprometidos ha aumentado en los últimos años de manera significativa. A nivel educativo y universitario se ha convertido en una labor imprescindible dentro del pensum educativo.

Así mismo, el reconocimiento a la labor que realizan los voluntarios es un gran avance, con miras a lograr que más personas se sumen a esta labor.

Los voluntarios se convierten en el elemento de impulso para que crear un mundo mejor y desde esa perspectiva contribuyen al Desarrollo Sostenible en todos los niveles.

La Organización de las Naciones Unidas ha destacado la labor del voluntariado en el ODS 17: Alianzas para alcanzar los objetivos, especialmente en momentos en que la colaboración y la cooperación se vuelven una prioridad.

Actualmente en Panamá, hay plataformas como www.ponteenalgo.com de Voluntarios de Panamá que motivan, gestionan y coordinan grupos de personas de todos los sectores, para que donen su tiempo y talento en apoyo a diferentes causas o fines sociales, generando alianzas para un fin común, gestionando de manera más efectiva las labores de voluntariado y promoviendo el rol del voluntario como un activo importante en el desarrollo de nuestro país. .

También a través de organizaciones como United Way Panamá, con su programa Student United Way, que busca fortalecer los esfuerzos voluntarios mediante la movilización de estudiantes de muchos colegios, para que brinden sus conocimientos y su tiempo en apoyo a iniciativas y proyectos que promuevan el bien común.

En Panamá, existe una cultura de ayudar y debe fomentarse activamente, abriendo convocatorias públicas para las diversas iniciativas que se den.  Aprovechando las redes sociales y otros medios de comunicación disponibles, para dar a conocer los testimonios de quienes ya han vivido la experiencia y pueden contagiar a otros.

El voluntariado no solo impacta a la comunidad positivamente, sino también al mismo voluntario, quien pasa por una experiencia significativa, conoce nuevas personas y recibe la satisfacción personal de haber colaborado con su comunidad. Al concluir su labor debemos siempre agradecerle su apoyo y brindarle los resultados concretos alcanzados gracias a su esfuerzo.

El reconocer la labor voluntaria en una fecha especial como la que estamos celebrando, es vital pues es una manera de sensibilizar a las personas para que tomen conciencia y se motiven a ser parte de alguna iniciativa que les llame la atención.

Como reflexión final Méndez dijo que el voluntariado es una opción personal de contribuir al bienestar de los demás y de nuestra casa común, sin esperar nada a cambio, más que la satisfacción de sentir que se ha aportado un granito de arena al bien común. Una forma de contribuir a lograr un mundo más justo y equitativo, donde exista paz y sobre todo esperanza.

Qué mejor ocasión para resaltar la labor de los voluntarios, el reconocimiento a su esfuerzo y solidaridad, destacando también los retos y dificultades que han tenido que afrontar, realizando todo tipo de acciones voluntarias que han conseguido un impacto positivo en nuestro país y en el mundo entero. Es clave que la unión hace la fuerza y para el BAP, el contar con el apoyo de nuestros voluntarios, ha sido fundamental para lograr la misión de alimentar a más panameños cada día.

Información por: 

Ana Isabel Méndez

Gerente General del BAP

 

Si quieres contribuir con el trabajo que realiza el BAP, puedes escribir a [email protected] o acceder a la pagina web del Banco de Alimentos Panamá.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *